sábado, 15 de noviembre de 2014

Kim Novak, por ejemplo

A veces cuando ordenas encuentras cosas que creías perdidas.
Perder no significa desaparecer sino estar en otro sitio. 

Encontrar es la coincidencia de espacio y tiempo, 
y la propia definición del verbo no se aclara con el significado
y dice:
1. Dar con alguien o algo que se busca.
2. Dar con alguien o algo sin buscarlo.
¡Como si fuera lo mismo
cuando es todo lo contrario!

Pero creo que si uno ordena de verdad, sin estrategia, sin prisa, simplemente ordenar por ordenar, acaba encontrando las dos acepciones: además de aquello que se perseguía, aparece algo que viene dado, ante lo que solo cabe el asombro y, quizá, el agradecimiento. 

En serio, ordenar es la mejor forma de buscar.

Igual...

No es querer perder sino saber perder.
No es saber buscar sino querer encontrar.




Ya está bien.
Hasta aquí hemos llegado.
Que manía con intentar describir el giro en la espiral del peinado de Kim Novak,
que manía con intentar explicar lo que no entiendo.
Alguien debería hacerme callar
decir: "chst"
o mejor en un susurro: "shhh"
o mejor en un largo silencio de miradas:                                                                         .

No hay comentarios: