domingo, 11 de noviembre de 2012

Los Beatles y eso que llaman pop


Lo mejor de este vídeo es la cara de Ringo
Mira todo el rato entre sorprendido y tronchado de la risa, como asombrado de la expectación que causan.
Y eso es lo que más me gusta, esa inocencia de "no me puedo creer que esto sea real" y "me parece que esos gritos están alcanzando un número de decibelios que nunca hubiera imaginado en un ser humano", esa torpeza de George Harrison cogiendo la guitarra, esa espontaneidad.
Ayer estuve en Liverpool

No me esperaba una ciudad tan bonita como la que me encontré. Me gustaron especialmente los edificios.
Y algo que también he visto en Manchester: adolescentes tocando en la calle.
Es algo muy habitual aquí, chavales que tocan instrumentos y forman bandas, o dúos, o lo que sea, y se lanzan a la calle a tocar. Lo he visto muy pocas veces en España y me parece que en ese sentido no tenemos una cultura musical tan amplia. Aquí la mayoría de los niños aprenden a tocar instrumentos - más allá de la horrorosa flauta dulce - y desde las escuelas se fomenta la creatividad (los profesores de arte están bastante cotizados, se les pide que además de un conocimiento teórico tengan habilidad práctica) y cada fin de semana se organizan actividades en las bibliotecas públicas para los niños - y los padres van también.
Está claro que estoy hablando de sensaciones a partir de cosas que he ido viendo, no es un estudio científico. Pero me parece que si un padre quiere ayudar a desarrollar la creatividad de su hijo, aquí lo tiene mucho más fácil.

El desarrollo de la radio y especialmente de la televisión fue crucial para el éxito de los Beatles, y de todos los artistas integrantes de la cultura pop. Los medios que utilizaban para llegar al público les definieron. Hoy seguimos en esa tendencia, pero creo que la diferencia entre la cultura pop de los años 60 y la de ahora es que entonces el espectador no era un ser pasivo ante los medios. Los Beatles inspiraron a personas de su misma generación, y eso hizo que este fenómeno musical no fuera un caso aislado sino que se siguiera desarrollando hasta hoy. Creo que ahora gran parte de la música pop es simplemente un producto de consumo, fruto de una estrategia de marketing, en el que no existe esa sorpresa inocente como la de Ringo al ver la reacción del público - ya es algo medido y cuantificado. Basta con fijarse en la aparición de Justin Bieber en el show de David Letterman. Nada que ver. Y no creo que sea falta de talento.
Pienso que lo máximo que inspiran muchos estrellas del pop actuales, al margen de Madonna y Michael Jackson (su muerte fue la muerte de una era), no es creatividad sino mera copia. De ahí la moda de las covers en youtube. Creo que las canciones de los Beatles eran auténticas, y eso movió a gente de su generación, y generaciones posteriores a buscar su propia originalidad.


"La culpa es de la industria"
Sí y no.
Mirad a Hockney.
Un artista que pinta con iPad. En su obra, el medio, las nuevas tecnologías, son fundamentales. Pero no es solo eso. No es solo el hecho de que pinte con iPad sino que se sirve de esa herramienta para expresarse, de una forma distinta a como lo haría cualquier otro.
"Hockney está en un museo y no en la televisión"
Por eso. La industria ya no es excusa. Hoy por hoy todo el mundo tiene acceso a un iPad, pero no todos hacen lo mismo con él. Todo el mundo tiene acceso al museo, y a internet. Es el espectador el que tiene que ser más activo: en la búsqueda y después de encontrar lo que le gusta o le inspira.
Generalizando, creo que necesitamos una sociedad más creativa para salir adelante y generar una cultura diferente. O nos atascaremos en la copia. Los Beatles, me encantan; pero ya no están. 
"¿Y qué hay ahora?"
Creo que esto. 

"¿Pero esto no es indie?"
Igual el indie es el nuevo pop.

2 comentarios:

Marta dijo...

Justo ayer estuve hablando con un compañero de trabajo de los Rolling y los Beatles, hoy he estado todo el día con los Beatles y encuentro ahora tu post, caramba :)
La industria nunca es la culpable, es un medio, no una filosofía, ni una forma de comportarse... Es solo un vehículo, que nadie espere echarle la culpa ni que encuentre soluciones

Marina Pereda dijo...

Sí, la industria es un medio. Solo que a veces el medio ha acabado "comiéndose" el mensaje - por nuestra culpa, claro. En ese sentido, el marketing puede "arruinar" la carrera de un artista, aunque le haga famoso.
Por eso creo que lo que hay que hacer es buscar otras industrias, otros medios que sean más respetuosos con las obras y que ayuden verdaderamente a los artistas y a la sociedad. Es decir, medios que realmente sean medios.