domingo, 25 de noviembre de 2012

How can I explain to you?

HARRY
But how can I explain, how can I explain to you?
You will understand less after I have explained it.
All that I could hope to make you understand
Is only events: not what has happened.
And people to whom nothing has ever happened
Cannot understand the unimportance of events

(pero ¿cómo puedo explicarlo? ¿cómo puedo explicártelo a ti? entenderás menos después de que te lo haya explicado. Todo lo que podría esperar hacerte entender son solo acontecimientos, no lo que ha pasado. Y a la gente a la que nunca le ha pasado nada no puede entender la trivialidad de los acontecimientos) 

Harry es el protagonista de la obra de teatro The Family Reunion (T.S.Eliot, 1939) y está traumatizado tras la muerte de su esposa. Las Euménides le persiguen, la culpabilidad le acecha en forma de fantastama y teme el castigo terrible de las diosas griegas.
The Family Reunion me ha parecido una gran obra de teatro, que no conocía y a la que llegué por la más remota casualidad. Recuerda a la tragedia griega con su estructura marcada por los coros, el personaje está atormentado por su pasado, como Macbeth tras sus crímenes, y los diálogos (en la estructura y la forma) son más parecidos a la poesía que a la narrativa. Podría parecer una obra difícil y, en algunos casos, así se ha dicho. Pero no creo que sea verdad. T.S.Eliot incorpora todos esos elementos clásicos pero los personajes son esencialmente modernos, hay sátira, ingenio y las emociones de Harry son comprensibles- al menos, todo lo comprensibles que pueden ser las emociones ajenas. Y el teatro, en general, es increíblemente fácil de leer con un poco de concentración e imaginación. 

Siempre me acuerdo de un profesor de la Universidad que nos picaba con el teatro. "A la gente que dice no tener tiempo para leer, yo le recomiendo que coja una obra de teatro" y nos hizo leer Otelo en primero de carrera (aunque no era obligatorio, conste en acta. Que luego no se me levanten diciendo que "me obligaron a leer").
La cita que he copiado es una parte del texto del personaje de Harry que aparece en las primeras páginas. He elegido esta porque es la definición perfecta de las dos formas de contar algo que existen: como una suscesión de eventos o a través del impacto que esos eventos tienen - o no - en los hombres. 
Es lo que pasa cuando alguien te pregunta de qué va la película, o el libro o The Family Reunion o que qué tal es el tiempo en Manchester. Mi mente se queda en blanco. Y a veces lo único que puedo decir es que qué carajo importa. Que lo que pase da igual, porque se trata de las emociones o reflexiones que subyacen tras los acontecimientos o la lluvia o las palabras. 

Por eso a veces comunicarse es tan difícil. Eso es lo que dice Harry. 
Pero, como también decía el profesor que nos hizo leer Otelo, no es imposible.
El emisor puede hacer un esfuerzo de expresión y el receptor, un esfuerzo de interpretación.
No se trata de estudiar mucho. Es más... un esfuerzo intelecto-emocional.

La ventaja que tenemos los habitantes del siglo XXI es que ahí fuera hay una cantidad ingente de libros, películas, cuadros, esculturas, y un largo etcétera de creaciones magníficamente expresadas. Igual lo que nos piden es, primero, ser encontradas y después, ser comprendidas. 

Porque, siguiendo con teoría de la comunicación, todo lo que es expresado pide ser interpretado.
Cada vez que leemos o vemos algo, volcamos lo que somos y cómo entendemos el mundo y al mismo tiempo recibimos el ser o la forma de entender el mundo de quien escribió o filmó o pintó esa obra. 
Para los borricos que sigan preguntándose "pero de qué sirve, de qué sirve eso, de qué sirve ese esfuerzo, qué gano con ello" dejo que os conteste
HARRY

... I feel quite happy, as it
Happiness did not consist 
In getting what one wanted
Or in getting rid of what 
Can´t be got rid of but
In a different vision.

(me siento bastante feliz, como si la felicidad no consistiera en alcanzar lo que uno quiera o en deshacerse de lo que no puede deshacerse sino en una forma de ver diferente)


Todo esto para deciros que me he cambiado de casa. 
Las fotos son instantáneas de las estanterías de mi habitación.
Creo que no hace falta decir mucho más.

3 comentarios:

roleaniz dijo...

Con estos post se corrobora la idea de que volver a España no tiene ningún sentido... No porque no se te eche de menos -que se te echa- , sino por esa segunda forma de contar, la de cómo las circunstancias te están afectando.. ¡¡para muy bien!! ;) NO PARES DE CONTAR, please!! Una fiel seguidora, Roci

Unknown dijo...

Me identifico totalmnte con lo que dices, es así como concibo yo la comunicación artística. Gracias Marina. Y suerte!!!

Marina Pereda dijo...

gracias por los comentarios!
como ya sabemos, para poder contar hay que tener alguien que te escuche, o en este caso que te lea.
Así que vamos a medias!
Gracias!