sábado, 29 de octubre de 2011

Pesca de marisco en Filipinas

Cuando estuve en Filipinas, el capitán de uno de los barangays me ofreció su lancha para ir a alta mar y visitar a los pescadores que se levantan al amanecer y pescan durante todo el día en el Océano Pacífico. La mayoría de ellos lo hace al modo tradicional: buceando armados con un arpón, con redes... van en pequeñas barcas individuales, frágiles y poco seguras cuando el viento azota. Por eso el capitán no me dejó subir en ellas. Le pareció que una chica blanca e inexperta podría sucumbir en el agua y no estaba por la labor de meterse en líos internacionales. Normal.
Una de las formas de pesca que más me llamó la atención fue la del marisco. Clavan unos palos de bambú en el agua y esperan a que los animales se queden pegados a ellos. Crean una especie de bosque en mitad del agua.
En este vídeo también se aprecia otro aspecto que me encantó de Filipinas, y es su naturaleza. Hay una luz que obsesionaría a cualquier director de foto y una variedad de colores naturales que invita a grabarlos, como en un intento de apoderarte de ellos. Yo me quedé hipnotizada viendo el azul del agua, del cielo, del amanecer sobre las casitas de los pescadores.  Pero vedlo vosotros mismos.
No es fácil transmitir todo eso en un documental. Pido perdón de antemano por todas las incorrecciones técnicas del vídeo, hice lo que pude.

No hay comentarios: