jueves, 15 de septiembre de 2011

George Kuchar. Nueva York. 60-70.

Hace unos días, a la edad de 69 años, murió George Kuchar (1942-2011), cineasta experimental neoyorkino que filmó más de 200 películas. Una de las más importantes es Hold Me While I'm Naked (enlace a imdb), un cortometraje de 17 minutos. A diferencia de otras películas de cine experimental, este director concede bastante importancia a la trama y los personajes, en el sentido más clásico, al menos en las películas que he podido ver (doscientos es un número bastante ambicioso, la verdad). En ellas, aparecen seres excéntricos, pasionales, frustrados, que se mueven en un ambiente surrealista, lleno de color y angustia al mismo tiempo. Las relaciones emocionales y sexuales son las protagonistas en los filmes de Kuchar, descritas con crudeza, sin pudor. El corto Corruption of the Damned (imdb), con una trama más desarrollada y menos escabrosa, resulta más fácil de ver; sin embargo, la apuesta estética es menos rompedora, limitada en parte por el blanco y negro. 

Kuchar me recuerda a Andy Warhol, a la Beat Generation y al Nueva York de los graffitis y las pandas callejeras. Casualmente, a esto mismo me recordó la serie de cortometrajes que vi en la pasada edición del Festival Punto de Vista, agrupados bajo el nombre de Young Filmmakers Rediscovered


En los años 60 y 70 se crea en Nueva York un grupo llamado el Film Club, formado por chicos inmigrantes, de barrios marginales. Les dan una cámara de vídeo Súper 9 y de 16 mm y ellos ruedan lo que ven a su alrededor. En sus películas hay cierta intención narrativa, también tratan de mostrar sus preocupaciones: la cuestión racial, la guerra de Vietnam, los amigos. Pero, sobre todo, se capta su despreocupación por el cine en un sentido más amplio y pretencioso, graban lo que de verdad les importa, no pretenden hacer política ni crítica social. Su estilo es sencillo, directo, clásico en muchas ocasiones, y es ahí donde veo ciertas semejanzas con Kuchar. Aunque él era consciente de lo que estaba haciendo, potenciaba mucho más el aspecto lúdico del cine. En un reciente artículo publicado en el New York Times, con motivo de su fallecimiento, se recoge la siguiente cita del director:  “Making a movie is very personal. You get to interact with people. It’s like a party. You make a party and then you’re home alone for a long time. You edit it, and put it together and then you go — and another party happens when you show the rushes. So it helps your social life " Os recomiendo vivamente el artículo del New York Times si queréis acercaros a la obra de este director, ayuda a apreciarlo más.

En este artículo, publicado por el Festival Punto de Vista y redactado por un experto y participante de los cortometrajes del Film Club, Gabe Kingler, se menciona una cierta relación posible entre estos cortometrajes y las películas de Andy Warhol y Stan Brakhage.  

Los 70 en Nueva York. Siento que son como ese cajón desordenado que tratas de colocar una y otra vez, de limitar, de ordenar, y nunca acaba de quedar bien puesto, siempre aparece algo nuevo, que cambia todo el orden anterior y te obliga a recolocar las cosas, a verlo todo con otros ojos, otra vez. Igual es que los 70 están aún demasiado cercanos en el tiempo o igual es culpa mía. En cualquier caso, es uno de mis cajones favoritos y encuentro diversión en componerlo, descomponerlo y recomponerlo.

En ubuweb podéis ver las películas de George Kuchar.

3 comentarios:

María Del Rincón dijo...

Crees que me acabarán gustando esas cosas? Tengo miedo. Aunque la consideración final, ummm, sugerente.
Me gusta el nuevo diseño, acorde con lo informal del arte y cine experimental

fasensio dijo...

No le conocía de nada. Interesante descubrimiento. Sigue así. Me tendré que poner las pilas para ver sus 200 películas, jaja.

Marina Pereda dijo...

María, la duda ya ha germinado en ti y con eso me doy por satisfecha. Gracias por el piropo al diseño, el blog se ha ruborizado ligeramente.

Fasensio, gracias por tu primera aportación a este espacio. He visitado tu blog, he comentado en tu última entrada y te añado a mi lista de "tienes que verlos". Go on!