domingo, 28 de junio de 2009

Francis Ford Coppola, Apocalypse Now y las buenas películas

El sábado pasado estuve viendo Apocalypse Now en casa de Marta Q. Habíamos intentado quedar para verla desde que la compró hace medio año. Y por fin lo conseguimos. Y mereció la pena.

Se confirmaron dos de mis teorías sobre las películas:
Teoría #1: es mejor ver una película sin saber de qué trata, sin conocer todos sus secretos, dejando que te sorprenda. Muchas veces, debido a nuestros prejuicios, podemos destrozar un buen filme o ensalzar uno malo. O reconocer que uno bueno es bueno no porque lo consideremos así sino porque, cuando va a verlo uno ya da por hecho que será así, y lo que ve no hace más que reafirmar lo que "ya sabía". Tema interesante.

Teoría #2: las buenas películas son aquellas que revelan algo sobre el ser humano en general y, por extensión sobre uno mismo de forma bella, estética y profunda. Por eso considero Apocaypse Now una buena película, porque habla sobre el hombre al hombre. Aunque yo no haya estado en Vietnam, comprendo lo que pasa por el corazón y la cabeza de los soldados que me hablan desde la pantalla; y comprendo sus actos, y sé que yo sería capaz de hacer "algo así". Y puede que me asuste, puede que quite la vista de la pantalla, pero no porque esté rechazando esas imágenes, sino porque, inconscientemente quizás, rechazo lo que esas imágenes me hacen ver sobre mí misma. Pero no puedo dejar de pensar, una semana después de ver la película en casa de Marta Q., en Apocalypse Now. Y entonces sé que he visto una buena película. Tema más interesante todavía.



Aprovecho para contaros que ya se ha estrenado la nueva película de Francis Ford Coppola, Tetro, sobre la que no voy a comentar nada... Podéis entrar en su página web y leer aquí la sinopsis.

5 comentarios:

Raquel dijo...

Me encantan tu teorías cinematográficas. Con esas mismas premisas me decidí a ver "13" un film ruso que supera a la película en la que se inspira: "El jurado". Por otro lado: "Oh, Jerusalem", ambas trantan sobre dramas muy humanos y no tan lejanos como creemos, y que es necesario que entendamos.

Ya me dirás. Un abrazo!

María Del Rincón dijo...

Marina, que bien verte por aquí. Tengo muchísimas ganas de ver esa película pero creo que, conociendo a quienes viven conmigo, no la veré hasta que cambie de compañeras.
Yo también he visto Oh, Jerusalén y me pareció genial.

Tita dijo...

Uff, si la pones como buena le daré un voto de confianza, pero, hija, qué quieres que te diga?

Tita dijo...

Uff, si la pones como buena le daré un voto de confianza, pero, hija, qué quieres que te diga?

mina dijo...

tita, la has visto?