domingo, 14 de septiembre de 2008

No quedan días de verano...

Concretamente, una semana, aunque nadie lo diría, teniendo en cuenta el clima de los últimos días... De todas formas, creo que después de tres meses de vacaciones, no estoy en condiciones de quejarme. He hecho un poco de todo y un poco de nada, he descansado sobre todo, así que vuelvo llena de energía... A ver qué tal se presenta el curso.
Vuelven los fascículos, las promesas del gobierno, las tardes de tres horas... pero no todo es negativo; siempre nos quedará la ropa de rebajas, el café caliente de la mañana y la nueva programación televisiva... Aunque aún me queda por descubrir si esto es un consuelo o una razón más para caer en el síndrome post-vacacional.
Todo esto y mucho más nos espera en las próximas semanas... Feliz curso!

2 comentarios:

Raquel dijo...

Ni una semana ni nada... llegó el otoño, la vuelta, las clases, los madrugones... también los reencuentros, las clases nuevas, los libros por estrenar... hummm esperemos que lo bueno supere a este frío infernal, digo invernal. Esperamos con ilusión que lleguen pronto esos nuevos post !

Raquel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.