sábado, 10 de mayo de 2008

dxt & h2o

La XV Jornada del Deporte se ha visto empapada por la lluvia. Pero yo me lo he pasado igual de bien. Bueno, igual, igual, tampoco, pero muy parecido. Como al final el paint-ball (dispararse con bolas de pintura, para los sedentarios) se ha suspendido, después de lo que me costó encontrar a cinco personas dispuestas a pringarse, han montado un campeonato de tenis en la Wii. Las ventajas de las nuevas tecnologías. Y como el primer partido que he jugado lo he perdido (por culpa del viento, está claro), pues me he ido a jugar al "basket street", que se me da mejor y, además, si ganabas te daban un trofeo. Hemos quedado segundas (no digo cuántas participábamos, si alguien se queda con la intriga, que investigue), nos hemos llevado una copa y nos han dado una camiseta... ¿Qué más se puede pedir? Paella. Pero no ha habido. Por culpa de la lluvia, estábamos empapadas, con agua chorreando por todos los rincones del cuerpo; de hecho, luego he tenido que escurrirme hasta los nudillos. Y, una vez escurridas, hemos encargado unas güenas pizzas acompañadas por una cerveza con limón (no diré marcas), para reponer fuerzas... No serán como la empanada casera y los lacasitos de Tita, pero qué le vamos ha hacer...

2 comentarios:

Gabriel Syme dijo...

Eliminada a las primeras de cambio y segunda... vaya atleta.

Álvaro Pereda dijo...

Estoy con gabriel syme, si no ganas, no merece la pena que juegues ;) Esto me recuerda que tendría que hacer un poco más de deporte.

Esos Lacasitos...