sábado, 3 de mayo de 2008

2-1, help! I need somebody

Mi primer partido después de un duro entrenamiento de tres meses una hora a la semana, y pierdo. Es duro reconocerlo, pero es más duro aún que tu contrincante sea la vecina de enfrente, y te la encuentres todas las mañanas en el ascensor, con una sonrisilla de triunfo, recordándote lo patética que eres jugando al tenis. No sé si podré soportarlo. Duermo mal por las noches, me despierto entre sudores fríos, soñando que cientos de pelotas de tenis se abalanzan sobre mí y yo intento frenarlas con una espumadera, ¡tengo una espumadera en la mano, en vez de una raqueta!, tiemblo cada vez que veo unas zapatillas de deporte y una voz me acosa continuamente: "perdedora, perdedora", susurra en mi oreja.
¿Qué hago ahora? Había pensado en olvidar el tema, dedicarme al baloncesto y probar suerte; otra de mis opciones es romper (en un descuido) su raqueta; también me han sugerido hacer yoga, para tranquilizar mis nervios; puede que me cambie de piso... ¿Alguien da más?

5 comentarios:

Álvaro Pereda dijo...

2-1???? Qué clase de resultado es ese??? Estás segura de que estabas jugando al tenis???

mina dijo...

pues sí, es que no sé exactamente cómo se cuenta, para eso teníamos árbitro... el caso es que el otro equipo ganó dos partidos de tres, y nosotras uno. Es decir, 2-1

Maxi dijo...

Es un partido, siempre hay alguien que pierde, eso no significa nada. Jugá para divertirte sino no vale la pena.

Gabriel Syme dijo...

Bueno, no eres demasiado buena jugando a tenis. Es más, eres bastane mala, pero no nos importa. Te seguimos queriendo lo mismo que antes.

mina dijo...

o sea, que de venganza nada... Tendré que aprender a perder, entonces.