lunes, 28 de abril de 2008

Gallipoli



No, no es un insulto, aunque lo pueda parecer. Yo tampoco había oído hablar de esta película hasta que me la pusieron en clase. David Williamson, el guionista, cuenta la historia de Archie, un corredor espectacular cuyo principal objetivo es ir a la guerra. En una carrera conoce a Frank (Mel Gibson), un atleta que vive despreocupadamente. Es una historia de amistad, pero no sólo de eso; también habla de la justicia, del honor, de la valentía... Sin embargo, no estamos ante el clásico film de soldados-héroes. Ofrece una visión de la guerra muy distinta a la que estamos acostumbrados. Creo que no existe una escena final que supere a la de Gallipoli. Es una película lenta, bien construida,impactante, creíble y terriblemente emotiva. Muy recomendable.

No hay comentarios: