martes, 6 de noviembre de 2007

cometas

Los labios de helado de fresa,
los ecos de su risa en las montañas,
se deshacen con las luces del mañana,
porque al despertar hace volar,
volar la cometa.

El calor del abrigo con capucha,
el juego de noche en la terraza,
el chico que no entiende y mira
su sonrisa girada en mueca
cuando hace volar,
volar la cometa.

Remiendos de recuerdos que no regresan.

2 comentarios:

Merak dijo...

http://haecnovanobis.blogspot.com/2007/11/el-desafo.html


Contesta, por favor.

Tita dijo...

Umm, la poesía no es lo mío, claramente. Pero me gusta la entrada de tu blog.
Bye.