martes, 30 de octubre de 2007

niños con piel de arrugas

A veces, cuando miro a los ojos a un anciano, me imagino su pasado. Y cuando observo a un niño, trato de adivinar su futuro. En el fondo, la vida es un ciclo, un proceso que comienza, cambia poco a poco, da vueltas y giros para cerrarse finalmente en el mismo punto de donde partió: la nada. Creo que por eso los niños y los viejos se parecen tanto.
No es sólo la debilidad física, la dependencia de otras personas o la necesidad de ayuda y atención; creo que hay algo más profundo que unas simples características de salud o condiciones, pienso que los ancianos hacen memoria, son conscientes de su historia. Y en la última etapa de su vida, desean volver a la sencillez de la infancia, pero con la madurez de la senectud. Por el contrario, el niño no quiere llegar a viejo, no tiene experiencia de la vida, es incapaz de ver a largo plazo, ahora sólo existen él y su imaginación.
¿Nunca se han preguntado por qué los abuelos y los nietos se llevan tan bien? no es cuestión de golosinas o la emoción de ver al crío en el villancico de Navidad, son almas gemelas, son almas que se mezclan. Unas arrancan y otras se marchan, y hay un momento en el que se cruzan.
Además, la ancianidad es un regalo que nos otorga la vida a los más jóvenes para ser agradecidos, para aprender. Así vemos frente a frente lo que significa el paso del tiempo, contemplamos en el rostro surcado de nuestros abuelos las huellas del sacrificio, escuchamos de su boca la sabiduría de la experiencia, incomparable a cualquier otra ciencia. Y es entonces, cuando él no puede caminar solo, cuando ella necesita una mano que le lleve la cuchara a la boca, es entonces cuando tenemos la posibilidad de devolverles lo que hicieron ellos por nosotros, años atrás, en nuestra infancia. Cogemos el testigo y, así, cerramos el círculo.

1 comentario:

Merak dijo...

Si empiezas un blog y tengo que encontrarlo por casualidad, no sé qué haré contigo; así que deberías ponerme un mail o decir algo, que si no, dirás que no te leo, y que paso de ti -cosa que es cierta, por otra parte.
Por cierto, están muy bien los posts... creo que cuando contestes a este comentario o entres en mi blog, te pondré un vínculo... y si no sabes cual es mi blog, pues pincha arriba o entre por sondosbotitasgemelas.